¿Cómo potabilizar agua durante una ruta de Trekking?

¿Cómo potabilizar agua durante una ruta de Trekking?

5 formas de beber agua limpia en ruta

¿Cómo me hidrato?

Te planteamos la siguiente situación, te marchas diez días seguidos de ruta por alta montaña sin pasar por ningún pueblo o ciudad. ¿Cómo te hidratas? ¿Te llevas todo el agua necesaria para pasar los diez días? Ya te lo avanzamos, imposible
Es ahí, en ese momento de la planificación de la ruta en la que debemos cuestionarnos el tema de la hidratación. Es muy idílico pensar que vamos a estar bebiendo de los ríos y los lagos que estén a nuestro paso, ¿porqué no? Pero hay un problema. No todo el agua nos va a valer. No siempre vamos a poder bebernos directamente el agua ya que esta va a estar sucia, con alta concentración de bacterias o simplemente no nos da buena espina. 
La tecnología ha avanzado muchísimo, y son muchas las formas de poder beber agua limpia, sin bacterias durante días en nuestra ruta de Trekking. Es por eso que en TREKKINGReview queremos exponeros estas distintas formas de potabilizar el agua y daros una pequeña opinión de cada una de ellas. 
A continuación analizaremos 5 opciones “fáciles y populares” para purificar cualquier agua durante tu ruta de Trekking
 

Pastillas potabilizadoras

Las pastillas potabilizadoras son un sistema de purificación química compuestas de dióxido de cloro que matan a todas las bacterias e virus que se encuentran en nuestra hidratación después de deshacerse pasados los 30 minutos. 


Una opción pequeña, ligera, portátil pero quizás un poco cara. Las pastillas potabilizadoras tienen un precio que ronda entre los 5-10€ / 15-20 pastillas. 


Quizás un pequeño inconveniente sea el gran número de pastillas que vamos a tener que gastar durante la ruta y el pequeño regusto que dejan estas después de deshacerse. En TREKKINGReview hemos probado varias y en algunos casos hemos utilizado sales de sabores par combatir ese regusto raro que dejan.

También podemos combatirlo con sales de frutas como el famosísimo TANG que tanto nos marcó en su época y que aun se venden en algunos supermercados. 
En definitiva, si eres de los que prioriza la ligereza durante la ruta, creemos que esta es tu opción. 


VENTAJAS: Ligero, compacto, fácil de usar, poco sucio.
DESVENTAJAS: Hay que esperar 30 minutos, regusto de la pastilla, un poco caro.
 

Hervir el agua

La clásica opción. La que nunca falla y la que casi siempre tenemos a mano siempre y cuando tengamos un hornillo disponible. Y es que hervir el agua antes de beberla es una de las maneras más fiables de purificar y hacerla potable. Hay que asegurarse de llevar el agua a ebullición durante 1 minuto a altitudes bajas y 3 minutos a altitudes superiores a 2000 metros.

¿Porqué? Pues porqué a mayor altitud, la presión del aire es menor y el agua puede tardar más en hervir y eliminar sus bacterias. Es por eso que debemos dejarla hervir este margen de 2-3 minutos para asegurarnos del todo. 


Este proceso nos eliminará todo tipo de bacterias, virus y protozoos, una vez enfriada el agua ya estará lista para embotellar o simplemente beber sin ningún tipo de regusto raro. Cómo mucho el de tu última comida cocinada en esa pequeña olla multiusos. 


VENTAJAS: Barato, accesible, filtrar y purificar mucha agua de golpe y sin regustos raros.
DESVENTAJAS: Gastamos combustible de cocinar, hay que esperar a que el agua enfríe, hay que disponer de hornillo. 
 

Filtros portátiles de succión (pajitas)

Cómo comentábamos anteriormente, la tecnología avanza y nos va sorprendiendo día a día. Aunque ya hace tiempo que las pajitas o filtros de succión llegaron para quedarse, estas están mejorando muchísimo y añadiendo nuevas tecnologías que mejoran esta experiencia. 


Lifestraw o Hydrapak ya han lanzado más de un producto dedicado sólo para todos aquellos amantes de las aventuras extremas, filtros purificadores de agua que filtran hasta las más pequeñas bacterias. Eso sí, hay que estar atentos ya que la gran mayoría de estos no eliminan los virus más pequeños que pueda contener el agua que estemos filtrando. 

Os dejamos un par de links a diferentes sistemas de filtros Lifestraw.


Quizás seria una buena opción para rutas de un solo día o máximo dos o tres días en las que no vayamos a llevar hornillo, sino también puede ser una fantástica segunda opción así como las pastillas potabilizadoras. Estos filtros tienen un precio que gira entorno a los 25-40€


VENTAJAS: Reutilizable, fácil, rápido, muy cómodo y a menudo incorporado en el botellín. 
DESVENTAJAS: Inversión inicial un poco cara, no filtra Virus, hay que secarlo y limpiarlo después de unos cuantos usos. 
 

Purificador de agua con luz ultravioleta

Sí, lo habéis oído bien, también existen filtros que utilizan los rayos UV para limpiar y purificar el agua. Estos rayos matan a cualquier bacteria, virus o protozoo que este en su paso. Una vez pasan por el agua se disipan muy rápidamente y no suponen ningún peligro para nuestra salud. 


El filtro funciona de la siguiente manera, se introduce el purificador dentro del botellín o bolsa de hidratación a modo de sonda, se deja 90 segundos en su interior y pasados esos segundos nuestra agua estará totalmente limpia y purificada para beber. 


Una muy buena opción para viajes o rutas en las que no sabemos si vamos a poder llevar un hornillo. Hay que aclarar que es totalmente legal este filtro y que se puede encontrar en tiendas especializadas o por internet a un precio alrededor de los 50€. 


VENTAJAS: Alta purificación, ligero, ideal para lugares donde haya virus. 
DESVENTAJAS: Coste inicial elevado, hay que tener batería cargada siempre. 
 

Bomba de filtrado portátil

Quizás la opción menos pensada o más difícil de encajar en el mundo del Trekking. Pero si estamos pensando en una ruta con varias personas y cerca de un río, piénsate bien esta opción. 


Al final una bomba de filtrado portátil no es tan grande como nos podemos pensar y filtra muchísima agua en pocos segundos. Su tamaño es similar a botellas de 2 litros e incluso a veces a cosas menores. Con este artilugio podrás filtrar agua para unos cuantos días y personas. 
Filtra todo tipo de bacterias, protozoos y virus gracias a su sistema de presión y succión del mecanismo de la bomba.

Pueden requerir mantenimiento en algún momento de su vida útil. La inversión inicial es de las más elevadas ya que gira alrededor de los 100€, pero esto no va a ser tanto si se divide entre el grupo de personas con los que se va a utilizar.


VENTAJAS: Filtra grandes cantidades de agua rápidamente y lo elimina absolutamente todo.
DESVENTAJAS: Excedido de peso, inversión inicial cara y hay que mantenerlo y vigilar siempre de tener batería. 
 

TREKKINGReview