¿Es posible comer caliente en la montaña?

¿Es posible comer caliente en la montaña?

Tres opciones para calentar tus comidas

¿Es posible?

La respuesta es fácil, sí. Tema importante de tratar en nuestros Trekkings o travesías, la comida. Nuestra alimentación es muy importante en días de ruta en los que vamos a estar horas y horas de pie. 
No siempre podemos hacer una ruta en la que vayamos a dormir y cenar cada día en un refugio, ya sea porqué la ruta transita por sitios inhabitados o simplemente por tema económico… Hay algo que debemos plantearnos antes de hacer una ruta de uno o varios días. ¿Qué comeremos? ¿Dónde comeremos? No es lo mismo tener un plato caliente cada día que tener que buscar un sitio donde dormir, cenar, etc. 
En TREKKINGReview somos un poco partidarios de saltarnos las dietas en los días de ruta, estos días en los que vamos a estar soportando largas caminatas hay que premiar al cuerpo, comer bien y sobre todo no escatimar en calorías. 
Es por eso, que cuando vamos de ruta sin refugios, cocinando nosotros mismos, hay que calcular bien las comidas que vamos a realizar cada día. Y entonces es cuando surge la duda… ¿Cómo calentaremos nuestra comida? ¿Se puede hacer fuego allá dónde vamos? Te adelantamos la respuesta, en el 99% de los sitios a los que vayáis a hacer una ruta de Trekking estará prohibido o muy vigilado hacer fuego para calentar comida. Por eso, hoy os queremos enseñar algunos de los sistemas más populares para calentar comida en la montaña sin necesidad de montar una hoguera. 
 

Hornillo de gas

El clásico, el que hemos visto más veces y el que nos puede sacar de más de un apuro. Es cierto que existen muchas marcas, tamaños y capacidades pero nosotros te vamos a hablar del que creemos que es la mejor opción. 
Una de las mejores opciones para rutas de 3-4 días serian los hornillos tipo “jetboil” o con intercambiador de calor. Son hornillos con una pequeña olla (750ml-1000ml) enganchada a una base con un patrón de malla que evita la disipación del calor, augmentando así la cocción del agua el alimento del interior. Es un buen sistema ya que junto con la tapa augmentaremos considerablemente el ahorro de tiempo y de gas. 
Hay que saber que se debe cocinar siempre a ¾ de la potencia que nos pueda dar nuestro hornillo, pues es la manera más eficiente de cocinar y/o calentar agua en la montaña. Los bidones de gas dependerán un poco de los días y personas que seáis. Normalmente hay desde algunos que no llegan a los 100g de gas (1 persona, varios días) hasta algunos que pueden ser de más de 500g (2-3 personas, varios días).
Es un sistema rápido, limpio y que no deja residuo alguno, eso sí deberemos estar en un sitio abierto, y con una pequeña superficie plana para poder cocinar tranquilamente. 

Sobres Auto-calentables

Atención a esto, que quizás no lo conocíais. Una opción ligera, fácil y rápida de cocinar comida liofilizada o hervir alguna cantidad de agua considerable.

Son unos sobres que al mezclarse con una pequeña cantidad de agua, el material que hay dentro empieza a reaccionar creando temperaturas superiores a los 150º. El funcionamiento es muy fácil y sencillo. Se coge el sobre y se pone en la tapa de la olla, o en una bolsa que ya lleva el propio fabricante, se coloca debajo de lo que queremos calentar con un poco de agua a temperatura ambiente y se deja reposar por 10-12 minutos. Tiempo necesario para llevar el agua a ebullición o calentar nuestra comida sin problemas.

Es un sistema muy novedoso que se viene viendo estos últimos años. Lo que más nos gusta es su peso, muy poco peso y fácil de utilizar. Eso sí, al acabar hay que esperar a que se enfríe para poder ponerlo en la mochila como residuo.

¿El precio? Pues la verdad es que varia bastante dependiendo de dónde lo compremos, pero está alrededor de 1-2€ por sobre. Hay packs que ya vienen con todo el kit de preparación y los sobres en su interior (14-20€).

Pastillas de Combustible seco

Uno de los sistemas que quizás se ve menos en y es debido a su “peligrosidad” si no se utiliza de modo correcto. Eso sí, un sistema, ligero, y muy rápido si se utiliza con todos los complementos. 
Se utiliza sobre todo para hervir agua o deshacer nieve en situaciones adversas. Como hemos dicho, es un sistema muy ligero ya que solo necesita de una pequeña estructura de metal muy ligera y compacta y de pastillas de combustible que pesan alrededor de 10 gramos. Estas pastillas, de tamaño variable, pueden llegar a hervir medio litro de agua en menos de 7-8 minutos. 
Quizás no es el sistema más barato o más óptimo para calentar comida o hacer y freír nuestros menús, pero si para todos esos amantes de la comida liofilizada o esa comida que solo necesita de agua caliente. 

TREKKINGReview