Significado del rango de temperaturas en los sacos de dormir

Significado del rango de temperaturas en los sacos de dormir

Cómo leer las temperaturas de nuestro saco

Introducción

Hoy queremos hablaros de uno de los temas que más dudas genera en el mundillo del dormir fuera de casa. Ya sea en una tienda de campaña, en un refugio o haciendo vivac. Muchas veces tenemos dudas de que saco de dormir elegir para nuestra salida de Trekking y es por eso que hoy en TREKKINGReview queremos mostraros como elegir vuestro saco ideal. 

Para hacerlo hemos decidido dividir este reportaje en varias partes para hablar de los diferentes puntos a tener en cuenta cuándo vayamos a comprarnos un saco o tengamos un par de ellos en casa y no sepamos cual escoger. 

Si sóis de los que os hacéis un lío con las temperaturas que aparecen en la funda del saco o no entendéis que pintan esos números ahi puestos, quedaros a leer este pequeño reportaje.

¿De qué depende?

El rango de temperaturas de un saco de dormir va a depender siempre del material con el que este confeccionado, ya sean plumas naturales, plumón o fibra sintética. El hecho de que un saco pueda aguantar temperaturas muy bajas también va a depender de la concentración de plumas en su interior, de la morfología del saco y sobretodo del poder calorífico (CUIN y otras unidades) del material de relleno. 

Los sacos de dormir son testeados en unos laboratorios dónde los someten a todo tipo de temperaturas y condiciones meteorológicas para ver dónde esta el límite de cada saco. De esta manera, y bajo la supervisión de esta pruebas homologadas (EN 13537) se otorgan unos rangos de temperatura muy acurados para cada saco de dormir. 

De estas pruebas se extraen las diferentes temperaturas individuales que veréis a continuación:

 - TEMPERATURA MÁXIMA O LÍMITE SUPERIOR

 - TEMPERATURA DE CONFORT

 - TEMPERATURA LÍMITE DE CONFORT O LÍMITE INFERIOR

 - TEMPERATURA EXTREMA 

Temperatura máxima o límite superior

Es esa temperatura a la cual podremos dormir sin pasar calor ni sudar excesivamente, a partir de esa temperatura el fabricante del saco no recomienda dormir dentro del saco ya que según los test de laboratorio nuestro cuerpo estaría haciendo una transpiración excesiva.

Esta temperatura es para un hombre teniendo en cuenta que duerme con la cabeza fuera del saco y los brazos fuera del interior del saco. Es una temperatura que los fabricantes puede decidir no incluirla en el rango de temperaturas y es una medida que se está perdiendo con el paso del tiempo.

Temperatura de confort

La temperatura confort, ya lo indica el propio nombre, es la temperatura en la que un adulto de sexo femenino puede dormir con total confort y comodidad. Esta temperatura se contabiliza sin necesidad de ropa adicional y con cabeza y brazos dentro del saco.

Esta temperatura será siempre un poco más baja para los hombres, de unos 2 o 3 grados menos. Por ejemplo, si la temperatura de confort es de -3 grados para la mujer, quizás con el mismo saco seria de -5 grados para el hombre.

Temperatura límite de confort o límite inferior

La temperatura límite de confort es la temperatura en la que un adulto masculino puede pasar una noche acurrucado, descansando sin temblar y sin despertarse, unas ocho horas seguidas en una posición curvada. Para el sexo femenina esta temperatura seria 3 o 4 grados más positiva.

Por ejemplo, si la temperatura límite de confort es de -11 grados para el hombre, quizás con el mismo saco seria de -7 grados para la mujer.

Temperatura extrema

Es una temperatura a la que no se aconseja llegar. Nos debemos quedar con esta información, no debemos comprar un saco según su temperatura extrema. Si sabemos que vamos a estar en situaciones cercanas a la temperatura extrema entonces es mejor buscar un saco superior.

Teóricamente seria la temperatura límite a la que podríamos estar dentro del saco unas 6 horas, eso sí, sin descansar ni dormir. Una temperatura de supervivencia muy cercana a la sensación de hipotermia.

TREKKINGReview